El albornoz de Bruno

Mónica es enormemente generosa, trabaja con niños, cada mañana se levanta pensando en que no podría vivir sin toda esa alegría que le aportan.
Hoy, a pesar de la granizada y el frío, va a Coristanco para conocer a Bruno y llevarle su primer albornoz, lo había encargado nada más saber su nombre.
Desde aquí queremos dar la bienvenida a Bruno y gracias a Mónica.
 
 

¿Quieres compartir este artículo?
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.